Experiencia estética: un hotel de Ricardo Legorreta

Experiencia estética: un hotel de Ricardo Legorreta
Ixtapa, además de una playa paradisíaca, es un logro en el aspecto del diseño. Esto se debe al arquitecto Ricardo Legorreta.

Los modernos complejos hoteleros surgen de la planicie cubierta de palmares, esteros y lagunas plagados de fauna salvaje.

En medio de todo este desarrollo turístico lo que predomina es la naturaleza original del lugar, poco perturbada por la presencia humana.
A solo 3 minutos de la zona hotelera de Ixtapa y a solo 10 de Zihuatanejo se encuentra el hotel Las Brisas, en una ubicación que es un verdadero hallazgo: si bien estamos tan cerca de los centros urbanos, desde el hotel solo veremos los cerros y el mar, ya que se ubica en una amplia y solitaria bahía de propiedad privada.
Todos aquellos dispuestos a vivir una experiencia estética muy estimulante, ya no en el área de la belleza natural sino en el arte producido por el hombre, no deben dejar de visitar este lugar, una obra de diseño incomparable a manos del célebre arquitecto mexicano Ricardo Legorreta, mundialmente reconocido como uno de los arquitectos más importantes del país a la par de Barragán.
Cuenta Legorreta que la selección del terreno se hizo desde el mar. “Cuando un hotel tiene una personalidad tan fuerte, la filosofía del proyecto es consecuencia de esa personalidad.
En este caso, el mar imponente, la playa extraordinaria y la montaña fuerte, fueron la base de la idea”.
El hotel sería construido sobre un cerro, frente al mar de cara al atardecer, y el concepto fue que debía adaptarse a la topografía,  a la vegetación, y aprovechar las diferencias de nivel para crear su forma.
Desde el mar veremos que el hotel se ve como la cara de una pirámide.
Aprovechando esta forma, todas las habitaciones cuentan con una terraza cuyo piso es el techo de la habitación de abajo, y gracias a la pendiente, todas las terrazas se abren al cielo abierto.
Muchas habitaciones tienen albercas en la terraza, que se amalgaman en un azul continuo con el océano.
Una de las prerrogativas de Legorreta era construir como si no hubiese construcción, diseñar una forma hueca que permitiera el paso ininterrumpido de la brisa, y las vistas de la selva y el mar.
Cuando caminamos por los enormes corredores abiertos de este hotel, tenemos la certeza de que logró su objetivo.
El edificio en sí, su masa material concreta, no es lo que fascina, sino más bien su organización del vacío, o en otras palabras, su disposición para borrarse en relación al entorno de naturaleza salvaje que lo rodea.
Con techos altísimos y columnas gigantescas como una Notre Dame minimalista y geométrica, el hotel es una construcción monumental que mágica y misteriosamente desaparece en un juego de luces y sombras, permitiendo que lo único que permanece visible sea la selva y el mar alrededor, como cuadros sucesivos enmarcados por inmensos espacios vacíos por donde atraviesa la brisa.
El increíble paisaje de la bahía y la playa enmarcada por árboles milenarios y selva: en una visita al hotel esta es la imagen que mejor se grabará en nuestra memoria, y por lo tanto el triunfo de la idea de Legorreta.
Las habitaciones buscaron ambientarse en el estilo tradicional mexicano con un giro moderno. Lo que predomina es el color y los objetos artesanales de los diferentes rincones del país. Algunas de ellas son pequeños departamentos.
También el solárium es algo único.
Las cuatro albercas cuelgan como terrazas sobre la selva y el mar, confundiéndose con el paisaje, un conjunto de muros, acueductos, techos, fuentes y árboles que ofrecen la oportunidad de tomar el sol, beber, comer y nadar en medio de esculturas y juegos de agua.
Incluso los más insensibles nos sentiremos conmovidos por este sitio, los paisajes que lo circundan y el buen ojo del artista.
El hotel cuenta con 423 habitaciones de lujo con vista al mar, terraza y hamaca, 19 suites con jacuzzi o alberca, 4 habitaciones para discapacitados, 48 habitaciones en el exclusivo piso Brisas Beach Club.

Anuncios

Un pensamiento en “Experiencia estética: un hotel de Ricardo Legorreta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s